Linux gana en supercomputación

Ya ocurrió lo mismo hace seis meses tras la presentación de la edición anterior de una lista que se publica cada seis meses y que muestra cuáles son las supercomputadoras más potentes en todo el mundo. En aquella ocasión la cuota de Linux era de nada menos que el 87,8% (439 de las 500 supercomputadoras), mientras que ahora ha subido ligeramente y está presente en el 88,6% (443 de 500) de los sistemas listados.

Por su parte, Windows tan solo está presente en 5 de esos 500 supercomputadores: la presencia en este campo es de un ridículo 1%, mientras que otros sistemas Unix cuentan con el 4,4% de cuota de mercado.

En el primer puesto de la lista se sitúa el famoso RoadRunner, un cluster de IBM basado en procesadores PowerXCell 8i a 3,2 GHz y por Opteron DC a 1,8 GHz y que, cómo no, está gobernado por Linux, logrando un rendimiento de 1,105 petaflop/s. Jaguar, el segundo de la lista (1,059 petaflop/s), está gobernado también por Compute Node Linux (CNL), una distribución basada en SLES, mientras que la tercera clasificada, JUGENE -la única sorpresa de la lista, que además está situada en Alemania, a 825,5 petaflop/s-, también usa el sistema operativo Linux a través de una distribución específica, CNK, basada también en SLES.

 Fuente: TOP500.org.

De hecho, las 10 primeras clasificadas de la lista TOP500 usan sistemas operativos Linux (CNK/SLES y CNL son los más populares), una tendencia que se mantiene a lo largo de casi toda la lista y que demuestra el grado de rendimiento que se puede lograr en este tipo de implantaciones especializadas.

 

MuyComputer

Publicado en General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*