[Actualizado] La TV digital, con norma japonesa

El ministro de Comunicaciones de Brasil, Hélio Costa, anunció que la Argentina decidió adoptar la norma japonesa-brasileña ISDB-T de televisión digital y agregó que la firma del convenio podría realizarse mañana cuando el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, se encuentre con su par de la Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en Bariloche, en el marco de la cumbre regional de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

El funcionario brasileño dijo ayer que el secretario de Comunicaciones argentino, Lisandro Salas, le confirmó la decisión anteayer por vía telefónica.

No se obtuvo respuesta de esa cartera ni del Ministerio de Planificación Federal, que condujo todo el proceso, sobre este tema.

Costa dijo también que el próximo país que podría adoptar la norma ISDB-T (Integrated Services Digital Broadcasting), además de la Argentina y de Perú, sería Venezuela, cuyo anuncio se realizaría en octubre próximo. Indicó que además están muy avanzadas las negociaciones con Chile y Ecuador para que tomen una decisión similar.

La elección de la norma, que abrirá la puerta a la televisión pública interactiva, tardó casi tres años y resultaron perdedores los promotores de los estándares europeo y norteamericano.

El primero -Digital Video Broadcasting and Terrestrial (DVB-T)- cuenta entre sus defensores con Telefónica y Siemens. El sistema norteamericano -Advanced Television Systems Committee (ATSC)- era defendido por empresas como LG, Samsung y Artear (Grupo Clarín).

Conversores

La norma japonesa, en un principio, era la que tenía menores posibilidades, pero luego ganó posiciones de la mano de Lula, cuyo gobierno la eligió luego de pactar inversiones millonarias con Japón para la instalación de plantas productoras de conversores en su territorio.

Ahora Brasil podrá abastecer al mercado argentino y, si tal como lo dijo Costa, se suman los otros países, la producción del mayor socio del Mercosur pasaría de 10 a 20 millones de unidades. «Esa producción saldrá, principalmente, de la Zona Franca de Manaos», sostuvo el funcionario de Lula.

Según el gobierno japonés, los conversores que los televidentes necesitarán para convertir la señal pública tienen en Brasil un costo de «120 dólares, aunque el año próximo llegarían nuevos a 50 dólares. Y la Argentina podrá contar con el asesoramiento japonés para la reubicación de frecuencias que requiere cálculos sofisticados que Japón ya maneja».

La tecnología permitirá navegar por Internet a través de cualquier televisor, captar imágenes en dispositivos móviles y recibir hasta tres programas emitidos en simultáneo.

  • Normas: competían los sistemas norteamericano (ATSC), europeo (DVB-T) y japonés (ISDB-T).

  • Anuncio: la Presidenta anunciaría mañana la elección, junto a su colega Lula da Silva.

  • Cambios : la tecnología permitirá navegar por Internet a través de cualquier televisor y captar tres programas en simultáneo, entre otras opciones.

La Nación


Argentina eligió la norma japonesa de televisión digital

Mediante una resolución de la Secretaría de Comunicaciones, el país optó por la opción desarrollada en tierras niponas que cuenta con el estratégico apoyo de Brasil; en un acto en la cumbre Unasur Cristina Fernández de Kirchner y Lula oficializaron el acuerdo

En línea con lo que había adelantado el Ministro de Comunicaciones de Brasil, Helio Costa, la Argentina optó por la norma japonesa de televisión digital (ISDB-T) para llevar adelante su estrategia al respecto. Así se acaban más de diez años de indefiniciones luego de que el gobierno de Carlos Menem decidiera quedarse con la opción estadounidense ATSC, después, durante la breve presidencia de la Alianza, esa decisión fue ignorada y hasta ahora no había sido suplantada.

La televisión digital marca un cambio tecnológico frente al equipamiento analógico actual y apunta a lograr que por el mismo espacio, tecnicamente espectro radioeléctrico, en el que actualmente se transmite un canal puedan enviarse varios. Esto multiplica la posibilidad de generar mayor cantidad de contenidos y facturación por publicidad. El cambio sólo se aplica a la televisión de aire .

Luego de varias idas y vueltas, Estados Unidos realizó en junio su postergado apagón digital , desde el día doce de ese mes las personas que no habían cambiado su televisor, o comprado un conversor, se quedaron sin televisión de aire. Esto sucedió diez años después del comienzo de las transmisiones. Aún no se sabe cómo se va a desarrollar este cambio en la Argentina.

Según el analista Enrique Carrier, director de Carrier y Asociados, «siempre hay alguna fecha para un apagón pero creo que sucederá recién en cinco o diez años, ese es el tiempo para que se adapten las emisoras y el tejido industrial para hacer televisores con esa norma. Siempre se apunta a que el reemplazo sea lo más natural posible».

«Recomiéndase al Señor Ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios el estándar denominado ISDB-T (Integrated Services Digital Broadcasting Terrestrial), como base para el Sistema de Televisión Digital de la República Argentina» se lee en la resolución 171/2009 que la Secretaría de Comunicaciones publicó hoy en el Boletín Oficial . Según la información del documento la Universidad Nacional de San Martin, el COMFER y Canal 7 participaron del trabajo previo a la elección de la norma.

Cristina y Lula oficializaron el acuerdo de la tv digital
Lula da Silva, Cristina Fernández de Kirchner y Hiroshi Matsuda, embajador de Japón,
en el acto en Bariloche en el que se oficializó el acuerdo por la TV digital

Los motivos

La elección de la norma de televisión digital tiene algunas implicancias tecnológicas, existen leves diferencias entre las cuatro opciones existentes (estadounidense, europea, china y japonesa) pero sobre todo su impacto es político y económico. Cuando una opción es elegida en un territorio, como acaba de suceder en la Argentina, ciertos fabricantes de equipamiento salen ganando y otros perdiendo. Por eso durante años el país recibió visitas de funcionarios y ejecutivos de gobiernos y empresas relacionadas con las normas a elegir. Reemplazar la tecnología de emisión y recepción de la televisión de un país con 40 millones de habitantes no es un negocio menor.

Carrier afirma que » más allá de la discusión de ingenieros esta es una discusión política porque tiene que ver con el desarrollo industrial que se puede lograr en función de esa norma, Brasil logró hacer una leve modificación a la opción japonesa y así impide que cualquier televisor fabricado en tierras niponas pueda venderse en su territorio, así logro proteger su industria».

De hecho, luego de minimizar las diferencias tecnológicas entre las normas, la Secretaría de Comunicaciones dice en su resolución que la elección, en línea con Brasil, apunta a «la posibilidad de impulsar el desarrollo industrial y tecnológico nacional, la creación de empleo especializado, el acceso democrático y plural a los medios de comunicaciones, la mejora de calidad del servicio televisivo, y el progreso social y cultural del país».

En el marco de la Cumbre Unasur , Cristina Fernández de Kirchner y Lula da Silva anunciaron el acuerdo entre ambos países. «Es una inmensa satisfacción saber que el gobierno de Argentina decidió optar por la norma, aporta un componente tecnológico fundamental para la alianza entre nuestros países. Adoptar un sistema de tv digital en común permite sembrar la semilla de un polo tecnológico regional», dijo el presidente brasileño.
«Japón aportará tecnología y no cobrará regalías por este trabajo en conjunto. Apuntamos a romper el cerco tecnológico entre los países emergentes y los desarrollados. Este acuerdo nos ha llevado cuatro largos años pero vale la pena», declaró la Presidenta argentina.
 

Publicado en General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*