El códec VP8 ya es libre

El primero en hacerlo ha sido el propio Google, anunciando que todos los vídeos de YouTube estarán disponibles codificados con VP8. La causa de esta decisión es el ancho de banda ahorrado con este códec, que recordemos que con la misma calidad que H.264, ocupa hasta un 50% menos.

Opera también ha dado su respaldo al códec VP8 con la presencia de su CTO (Chief Technology Officer) en el evento, que ha mostrado cómo su navegador ya soporta a la perfección la reproducción de vídeo con este códec. También Mozilla ha anunciado soporte para VP8 al poco de conocerse la liberación, y, al igual que Chromium, ya están disponibles nightly builds que funcionan con VP8.

Además, otra empresa muy grande apoyará VP8: Adobe. Su CTO, Kevin Lynch, ha anunciado que las aplicaciones Adobe soportarán este códec junto con el resto del estándar HTML5. En estas aplicaciones se incluye también Flash, que de esta manera trata de evitar quedarse atrás con respecto a las aplicaciones que usen HTML5. Otras empresas también han expresado su apoyo al códec de Google, tales como Skype, Logitech, Nvidia, Qualcomm o Texas Instruments.

El formato de archivos de vídeo resultantes será WebM, que contendrá el vídeo codificado con VP8 y el audio con Vorbis. La licencia es similar a la BSD, con todo el código libre. Además, Google ha creado el WebM Project, para formar una comunidad alrededor de este códec y proporcionar varios recursos a los desarrolladores y usuarios: codificadores, código del códec, documentación, SDKs…

¿Qué podemos esperar de esto? ¿Qué códec de vídeo se impondrá en la web? Mirémoslo desde varios puntos. Por ejemplo, desde la perspectiva de los desarolladores web. Firefox, Chrome y Opera acaparan el 40% de usuarios de Internet, un porcentaje muy importante. Además, VP8 proporciona más facilidades y herramientas para codificar que H.264. Sumando esto al hecho de que además es software libre y no hay problemas de licencias, parece claro que los desarrolladores web optarán por VP8.

Si cambiamos a la perspectiva de los navegadores, todo se reduce a un argumento muy simple: YouTube. Este portal de vídeo acapara, según Alexa, el 25% de todo el tráfico de Internet, y se podría decir que todos los usuarios ven vídeos de YouTube como mínimo una vez a la semana. Un navegador que no soportase vídeos de YouTube no sería muy cómodo para los usuarios, que cambiarían a otras alternativas rápidamente.

El principal punto fuerte de H.264, en comparación con OGG Theora por ejemplo era la calidad del video, pero el codec VP8 es de excelente calidad. Además, según una gráfica mostrada en la conferencia, Google cuenta con el apoyo de muchas compañías importantes, como Skype por el lado del software y AMD en cuanto a hardware. H.264 se estaba perfilando como el candidato a quedarse con la etiqueta video, gracias al apoyo de Apple y Microsoft, pero Google puso el asunto interesante. Excelente noticia para el futuro de la web y la utilización de estándares abiertos.

Enlaces |

Genbeta // Bitelia
Publicado en Actualidad, Software Libre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*